DALE CAÑA A TUS MITOCONDRIAS (1era parte) - JOAQUIM LAMORA
16783
post-template-default,single,single-post,postid-16783,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.2,vc_responsive
 

DALE CAÑA A TUS MITOCONDRIAS (1era parte)

07 Jun DALE CAÑA A TUS MITOCONDRIAS (1era parte)

Te invito a descubrir unas pequeñas habitantes de nuestras células, son vitales para que te puedas levantar cada día de la cama, para que consigas hacer tu pauta de ejercicios, para que rindas durante todo el día, en definitiva, para que puedas vivir con salud. ¿Te interesa?

Si todavía no te he convencido, déjame explicarte, ¿Qué puede pasar si tus mitocondrias no funcionan como toca?; Actualmente, se ha relacionado una mala función mitocondrial con las siguientes patologías:

Cáncer (estudioestudioestudioestudio)

Alzheimer (estudioestudioestudio)

Fibromialgia (estudioestudioestudioestudio)

Sd. Fatiga crónica (estudioestudioestudio)

Sd. Múltiple químico (estudio)

Envejecimiento prematuro (estudioestudio)

Depresión (estudio, estudio)

Infertilidad (estudioestudioestudio)

Enf. Neurodegenerativas (estudioestudioestudio)

Enf. Cardiovasculares (estudioestudioestudio)

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) (estudioestudioestudio)

Y además, para los más deportistas, una mala función mitocondrial afecta directamente al rendimiento deportivo y a un mayor riesgo de lesiones…

Sin olvidar, todos los síntomas, los cuales sin estar descritos como una enfermedad, afectan a la rutina de la persona:

Cansancio

Falta de concentración y memoria

Estado de ánimo bajo

Mala calidad de la piel (aquíaquí)

Bajo rendimiento deportivo (estudio)

Etc…

¿Cómo se te queda el cuerpo? ¿Ya estás convencida de la importancia de leer este post? Pues seguimos.

¿Qué son las mitocondrias?

Las mitocondrias, son unos orgánulos celulares que encontramos en el interior de nuestras células.

Cada célula puede disponer de varios centenares de miles de mitocondrias. Dependiendo de que funciones necesite llevar a cabo la célula, el número de mitocondrias variará. Por ejemplo, el óvulo tiene una friolera, nada más y nada menos, de 100.000 mitocondrias. Además, podemos encontrar un número elevado de mitocondrias en el cerebro, en el corazón, en el músculo, en el páncreas para la formación de insulina o en el hígado para llevar a cabo la detoxificación…

Para darle más importancia al tema de hoy, debes saber que todas las mitocondrias tienen su propio ADN, el llamado ADN mitocondrial (mtDNA).Las mitocondrias se heredan de la madre, así que si rastreamos nuestro linaje genético de niño a madre, a abuela materna, y así sucesivamente, podríamos decir que existió, hace muchísimos años atrás, una mujer de donde proviene todo el ADN mitocondrial de los actuales humanos, llamada Eva mitocondrial. Sin embargo, esto no quiere decir que fue la única mujer, sólo que su ADN mitocondrial se ha podido conservar hasta el día de hoy. Se cree que esta mujer vivió en Tanzania (África oriental), hace aproximadamente 190.000 años.

Sus inicios

Si queremos saber los comienzos de las mitocondrias, debemos conocer el importante cambio medioambiental que ocurrió hace unos 2400 millones de años, llamado la “Revolución de Oxígeno” o la “Gran Oxidación”. Este hecho fue básico, para que “nacieran” las mitocondrias actuales. Antes de la Gran Oxidación, el oxígeno apenas existía en el entorno, y las células de entonces, estaban adaptadas a un ambiente con muy poco oxígeno. Vivían en paz, pero el estallo de la Gran Oxidación provocó que las distintas células se tuvieran que adaptar a un nuevo ambiente con más oxígeno. La unión de la bacteria anaeróbica llamada arqueobacteria anaeróbica (tenía dificultad en vivir en un entorno con oxígeno) y, una proteobacteria, capaz de respirar y vivir en un ambiente con oxígeno, permitió que las 2 salieran ganando. Su fusión, permitió dar un salto evolutivo impresionante en la vida terrestre, resultando la mitocondria tal y como la conocemos actualmente.

Funciones de la mitocondria

  1. Producir ATP: (Adenosíntrifosfato), esta palabrota, significa energía. Básicamente, utiliza el oxígeno que respiramos para convertir en energía los alimentos que comemos a través de un proceso llamado fosforilación oxidativa. Podríamos decir que la mitocondria es para tu cuerpo, lo que es el motor, para un coche. Ahora entiendes, por qué una mala función de estas bacterias, pueden producir tantos problemas, ¿no?
  2. Regulación de la expresión de ciertos genes: Sin embargo, este microorganismo no sólo existe para producir ATP, cumple otras funciones muy importantes, por ejemplo, interviene en el impresionante proceso epigenético, el cual se caracteriza, resumidamente, en la regulación de la expresión de ciertos genes.
  3. Apoptosis celular: Otra función imprescindible es la apoptosis celular. Consiste en la programación de las células para morirse o suicidarse. Ten en cuenta, que aproximadamente10 billones de células son suicidadas intencionadamente cada día. Se pensaba que la apoptosis estaba gobernada por los genes del núcleo de la célula. Sin embargo, en un giro revelador de los acontecimientos que se desarrollaron alrededor de mediados de la década de 1990, los investigadores descubrieron que la apoptosis se rige por la mitocondria. Este descubrimiento fue vital para avanzar en el tratamiento del cáncer.
  4. Producción de radicales libres: Existe la teoría de la edad mitocondrial, esta teoría explica que la persona puede padecer enfermedades debido a la lenta degeneración de la calidad de las mitocondrias. Esto es debido porqué en el proceso de la mitocondria en utilizar el oxígeno para producir energía, produce una serie de sustancias llamadas radicales libres que pueden dañar tejidos del cuerpo humano, incluyendo el DNA de la mitocondria y el núcleo. Este aumento de la producción de radicales libres es debido a una producción excesiva de electrones en la mitocondria.

Los radicales libres(RL) atacan el DNA de cada una de nuestras células, 10.000 veces al día. No obstante, el cuerpo utiliza sus mecanismos de reparación para que estos radicales no malmetan tus células. Te parecerá que este es un proceso dañino para el cuerpo. Nada más lejos de la realidad. Este proceso es necesario para el buen funcionamiento de las células. Podríamos decir que es un proceso básico. La producción de estos radicales libres en cantidades fisiológicas, permitirá que la célula se adapte. Un claro ejemplo, es el ejercicio físico, éste aumenta la producción de radicales libres, pero este aumento de fabricación de estas sustancias, permite que tus células se adapten y mejoren, en definitiva, mejora tu salud.

El problema deriva cuando existe un desequilibrio en la producción de RL y de antioxidantes. Este desbalance, puede producir daños irreversibles, produciendo mutaciones en la secuencia del ADN… Pues la cantidad de antioxidantes no es suficiente para revertir la acción de los radicales libres, llegando a producir el “estrés oxidativo”.

En este caso, podrías pensar que tomar antioxidantes podría ser la solución para que el efecto de los radicales libres no sea malo para las células. Es una buena observación, sin embargo, en varios estudios se ha visto que la toma de antioxidantes no mejora el estado de salud. Tu cuerpo ya produce la cantidad necesaria de antioxidantes, siempre y cuando, no exista un daño mitocondrial.

Hábitos perjudiciales para tu salud mitocondrial

Ciertos hábitos del día a día pueden afectar negativamente a tus mitocondrias.

Medicamentos: Tomar a largo plazo ciertos medicamentos pueden dañar tus mitocondrias, afectando negativamente a tu salud. Te dejo una lista de algunos medicamentos que pueden provocar ese daño. En el estudio puedes consultar toda la lista (aquí):

  • Para el colesterol:
    • Estatinas;atorvastatina, fluvastatina,lovastatina,pitavastatina, pravastatina, simvastatina, rosuvastatina
    • Ácidos biliares; cholestiramina, colesevelam
  • Analgésicos y antiinflamatoriosAspirina, acetaminofeno (paracetamol), diclofenaco, fenoprofeno, indometacina, naproxeno
  • AntibióticosTetraciclina, antimycin A
  • Antidepresivos:Amitriptilina, amoxapine, citalopram, fluoxetina
  • AntiarrítmicosAmiodarona
  • Para la ansiedadAlprazolam, diazepam
  • BarbitúricosAmobarbital, aprobarbital, butabarbital, butalbital, methylphenobarbital, pentobarbital, phenobarbital, primidona, propofol, secobarbital, thiobarbital
  • Para la diabetesMetformina, troglitazona, rosiglita-zone, buformina
  • Para el alcoholismoDisulfiram

Fumar (aquíaquí)

Hábitos alimentarios con poca densidad nutricional: El concepto “densidad nutricional” se refiere a la cualidad de los alimentos, es decir, a la cantidad de micronutrientes (vitaminas, minerales, fibra…) que contiene cada alimento. Seguramente habrás escuchado la típica clasificación de los alimentos en macronutrientes; hidratos de carbono, proteínas y grasas. Es importante tenerla en cuenta, sin embargo, no es lo mismo una galleta que una fruta. Los 2 son hidratos de carbono, pero su cantidad en vitaminas y minerales es muy distinta. Diríamos que la densidad nutricional de la fruta es mucho mejor que la de la galleta. Como has leído anteriormente, tus mitocondrias necesitan algunas vitaminas y minerales para funcionar correctamente, si tu ingesta en estos micronutrientes no es la adecuada, tus mitocondrias no podrán funcionar. Por lo tanto, empieza a revisar en tu día a día, si consumes alimentos con una densidad nutricional importante.

Sedentarismo (aquí)

Estrés

 Como saber si le tienes que dar caña a tus mitocondrias

Una manera para saber si tus mitocondrias no están funcionando como toca, es a través de una analítica de sangre.

Los valores que te recomiendo valorar son:

  • Magnesio
  • Ácido fólico
  • Cianocobalamina o Vitamina B12
  • Vitamina B6
  • Carnitina
  • CreatinKinasa (CPK)
  • Lactato deshidrogenasa
  • Coenzima Q10
  • Ácido láctico
  • Ácido pirúvico
  • Citocromo c oxidasa
  • Ferritina

Existen otras pruebas que podrían ser válidas para saber cómo funcionan tus mitocondrias:

  • Analítica de orina
  • Test de saliva de la melatonina
  • Biopsia de la piel
  • Biopsia muscular

Sin embargo, recuerda que las analíticas son pruebas complementarias. Esto quiere decir, que a veces las analíticas no pueden explicar todo lo que te pasa. Tus síntomas serán claves para llegar a un buen diagnóstico. Des de mi punto de vista, las analíticas deben complementar el diagnóstico que se ha realizado, teniendo en cuenta los síntomas de la persona, no al revés.

No Comments

Post A Comment